Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Blog

Antiguía: cómo no trabajar en modo home office

Trabajar en el modo de oficina en casa favorece las tareas conceptuales, reduce el estrés excesivo y te permite ahorrar tiempo en los desplazamientos. Para muchos, sin embargo, puede ser todo un desafío en lo que respecta a la organización o concentración del trabajo.

¿Cómo puedo separar mi vida hogareña de mis deberes profesionales? ¿Cómo mantener alta la concentración y motivación en el ambiente que hasta ahora nos ha servido para relajarnos? ¿Cómo NO trabajar en modo home office? Te mostramos a continuación algunos anti-tips.

#1 Debajo de la colcha y el pijama

Antiguía: cómo no trabajar en modo home office

Te despiertas por la mañana pensando: «qué bueno que no tengo que ir corriendo al trabajo». Después de unas cuantas siestas, te levantas, te preparas un café, desayunas y te los llevas a la cama con tu portátil y empiezas a trabajar.

Este es un gran ritual que efectivamente reducirá tu efectividad. Las almohadas te cubren con su suavidad, te duele un poco la espalda en una posición poco natural, pero siempre puedes descansar un poco mientras ves tu serie favorita…

#2 Netflix y Facebook son tus mejores amigos

Antiguía: cómo no trabajar en modo home office

No duele si colocas tu serie favorita dejándolo en “segundo plano”. Responder a los correos electrónicos de los clientes o preparar un informe es una actividad bastante rutinaria, y eres excelente para realizar múltiples tareas.

Además, sigues recibiendo notificaciones de Facebook, así que cuando revisas Messenger, puedes echar un vistazo a los siguientes fotogramas de la serie. Afortunadamente, no tienes que ceñirte al horario de trabajo impuesto.

#3 Sin horario diario y horarios de tareas

Antiguía: cómo no trabajar en modo home office

Si deseas reducir efectivamente tu rendimiento, no tengas horarios. Haz que las tareas que necesitas completar formen una secuencia espontánea sobre la que no podrás controlar.

¿Priorización? Solo aumenta innecesariamente la eficiencia del trabajo. Después de todo, no estás sentado en la oficina, por lo que la presión del tiempo o la supervisión de los superiores no te preocupan.

#4 Sin contacto con compañeros de trabajo

Participas en reuniones online, pero más bien pasivamente. Además, limitas al mínimo el contacto con los compañeros. ¿Por qué hablar con ellos sobre los detalles del proyecto? ¿Cuál sería el valor de un chat en línea más relajado, continuando con la tradición de tener un descanso para almorzar?

Ninguno, si no te importan las buenas relaciones en el equipo. Además, todavía tienes muchas tareas por completar…

#5 Frente a la computadora hasta tarde en la noche

Antiguía: cómo no trabajar en modo home office

Tu columna te está haciendo saber que la posición reclinada no es la adecuada para ella. Sin embargo, no detienes tu trabajo, porque resultó que hay más y más tareas. No querrás perder el tiempo en descansos innecesarios.

Una breve gimnasia, algunas respiraciones profundas y exhalaciones con tu música favorita o comer una comida decente: esto solo puede fortalecer tu concentración y aumentar tu eficiencia. Y, sin embargo, sigues marcando tareas “para después”. En última instancia, terminas el trabajo tarde en la noche.

#6 Trabajo y limpieza a la vez

Antiguía: cómo no trabajar en modo home office

Un nuevo día significa nuevos desafíos. Esta vez decides combinar tu trabajo profesional con las tareas del hogar (multitareas). Después de todo, el trabajo sin descanso no dio ayer resultados satisfactorios.

Por lo tanto, entre la preparación del informe y la preparación de la oferta para el cliente, decides limpiar la ventana de la habitación (ayer estabas irritado porque estaban sucias). Más tarde, vas por el golpe final: limpieza del armario, en el escritorio de la computadora y en los gabinetes de la cocina… Mañana será mejor.

Trabajar en la modalidad home office es sin duda un reto considerable, sobre todo para los empleados que no han tenido contacto con dicha modalidad antes. Si quieres cuidar tu concentración, motivación y bienestar mientras trabajas de forma remota, no sigas ninguno de los consejos anteriores y haz totalmente lo contrario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba